Si sientes que cada vez descansas menos y aunque te acuestes a dormir la misma cantidad de horas, no logras un sueño reparador hay algo que está fallando en tu rutina. No alcanzas a recuperar tus fuerzas y ya tienes que empezar con las tareas del nuevo día. Si es así, prueba seguir estos pequeños consejos y trucos antes de dormir y tu sueño será más saludable y relajante.

Realizar actividad física

Evita el sedentarismo. Es bueno estar cansado física y mentalmente antes de dormir, para conciliar fácilmente el sueño.

Desconecta a tiempo

Deja de trabajar por lo menos dos horas antes de tu horario de dormir. Esto te ayudará a desconectar tu mente. No permitas que las preocupaciones, alegrías o tareas pendientes para el día siguiente, perturben la calidad de tu sueño.

Un lugar adecuado

Procura dormir en una habitación que esté bien ventilada, y con la temperatura adecuada. De esta manera tu sueño será más placentero y duradero.

Evita los ruidos molestos o luces de gran intensidad. Si no puedes evitarlos prueba dormir con tapones para el oído o antifaz en los ojos.

Cena y relájate

Cena por lo menos dos horas antes de dormir.  Trata de no incluir en ella bebidas que contengan mucho azúcar o cafeína, pues estos son estimulantes y dificultan conciliar el sueño.

Haz ejercicios de relajación, justo antes de dormir. Este consejo preparará a tu cuerpo y mente para un sueño reparador.

Mantén los hábitos

Intenta dormir siempre a la misma hora. Si todos los días te acuestas a una misma hora, tu cuerpo creará un patrón de sueño y sólo sabrá que llegó el momento de dormir.

Siestas si pero cortas

Evita las siestas demasiado largas. Con siestas de 30 minutos repondrás las energías para terminar el día y no te dificultará conciliar el sueño por la noche.

Siguiendo estos prácticos trucos y consejos para dormir, conciliarás el sueño en menos tiempo. Durmiendo la misma cantidad de horas disfrutarás de un sueño relajante y reparador.

De igual manera necesitarás un buen colchón para dormir bien.